lunes, 2 de mayo de 2011

Marionetas de la Vida


Uno define su sistema de creencias y luego opera en consecuencia.

Hay una dinámica. Una resignificación. Claro. Pero ahí está el quid de la cuestión.

Es como una brújula que persiste en silencio para guiar los pasos. Lleva al cuerpo a comportarse de determinada manera. Y a veces uno ni percibe sus implicancias.

De modo que anda como una marioneta guiada por una mano invisible. Que lo trae para acá o lo lleva para allá.

Le da una intención de respuesta. Lo involucra en cierto proceder.

Se reafirma o se niega. No importa.

Puede a veces tener cara de feliz cumpleaños o estar triste. Pero la mano permanece haciendo danzar los hilos.

Todo esto ocurre mientras uno vive. Aunque a usted le parezca mentira.

Y aunque a mí. Realmente.

Debo confesar.

Me llame la atención.
.

2 comentarios:

  1. ¿Cómo puedo pedirle más detalles? Gran post necesidad de saber más ...

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Gracias por tu cálido comentario. Me alegra encontrar lectores que advierten cierta profundidad en las apariencias. El espíritu del blog es literario, pero la escritura es de alguna manera movilizada por el acontecer humano y la búsqueda de la comprensión del ser. Creo en las posibilidades de la escritura para procurar entendimiento e incentivar miradas más enriquecedoras. Con gusto procuraré escribir más al respecto. Gracias!!

    ResponderEliminar

Podés dejar tu comentario como usuario de Blogger, con tu nombre o en forma anónima. Seleccioná abajo.