miércoles, 27 de junio de 2007

Ojos entintados

Hace bastante tiempo que una persona cercana reporta sus síntesis absolutas guiadas por sus principios.

Me escucha. Me escucha. Lo veo. Me ve. Lo escucho…

¿Cuánto se ganará con eso?

Al escurrir las circunstancias sólo pretende tener una respuesta definitiva a su interés. El valor está dado por la cantidad de monedas que puedan llegar a apilarse del resultado de las circunstancias.

Una pilita. Dos pilitas. Tres pilitas…

Correr solo detrás de la moneda lleva a construir mundos rentables. A la vez que desprecia construcciones de mundos guiados por otros valores.

La viabilidad económica define la acción e impulsa el entusiasmo para orquestar las realidades futuras.

Con la mirada enfocada en los bolsillos llenos aparecen las sonrisas primero, luego las carcajadas.

Se descorcha también un champán.

Pero fundamentalmente se construye un mundo.

Mi propuesta no es cambiar el enfoque. Es descubrirlo y evidenciarlo. Es señalar con el dedo la lógica de sus proyecciones.

Sólo para no mirar con los ojos entintados.



Leer Más...

martes, 5 de junio de 2007

El valor de la infancia

Los momentos singulares del pasado que nos acompañan en la vida
Gabriel García Márquez reivindica el valor que tuvo la infancia en su obra.




Leer Más...