martes, 24 de junio de 2008

El Gran Regalo


El problema no está en el generoso presente recibido, sino en la dimensión del regalo.

Con la vista en el presente uno tendría que estar feliz. Chiflar, reír, hacer la vertical o choque la cinco.

La alegría debería desbordarse si uno pudiera dejar la vista centrada en el regalo. Engañar la mirada con un solo punto de observación.

Solo mi regalo. Miro mi regalo y nada más.

Un bonito y reluciente presente. Que empieza a transformase cuando los ojos traicionan y dejan escapar la mirada.

Otra vez. Otra vez…

El regalo empequeñece ante la verdad.

Un presente más grande que suele confundir la alegría hasta humillarla. La pone de rodillas para certificar la injusticia.

La voz de la igualdad vuelve a envenenar el alma. Y eso que es un humilde presente, que no merecería más palabras.

Silencio a las interpretaciones dañinas que iluminan el intelecto. Taparse los ojos y encauzar la mirada. Pero predisponerse a despabilar la sumisión.

Mejor evitar quejarse de lo que nos tocó, para generar en la vida lo que quiéramos que nos toque.

Pero el presente está, exige su atención. Se anuncia diluido.

No haré piquetes. Ni demoraré el paso. Quizás sólo compre rompeportones que repartiré al aire en soledad.

Y escribiré una línea más para develar lo que he visto al pasar.

Ahí va…

Otra vez el regalo ha sido mucho más grande.
.



Leer Más...

domingo, 22 de junio de 2008

Entendimiento al Escenario


Pase. Pase….

Hoy le toca a usted.

-¿Pero me vas a poner frente a los ojos de todos?

-Sólo unas palabras, no seas tímido.

Voy a hablar en su defensa. Para alentarlo. Para tratar de que lo respeten.

Es un ratito, nomás…

-Por favor, hablá del amor, la pasión, envidia, el clima, la soledad. No de mí. No de mí.

-Es cortito. Para incentivar la diferencia de ideas en las conversaciones.

Quiero transmitir la idea de que el consenso no debe ser una búsqueda suprema del diálogo. Que el disenso debe ser honrado y estimulado por la riqueza que supone para la conversación.

Discutir con convicción y concluir el diálogo pensando bien distinto. Y sentirnos cercanos, como amigos o enamorados.

-Juan, please…




Leer Más...

miércoles, 11 de junio de 2008

Las Malas Lenguas


Cada día la sociedad convive con un ejército de malas lenguas que pululan por las calles. Sobrevuelan entre personas con afán de encontrar sus víctimas.

Entonces sí. Atacan…

Movimientos ascendentes y descendentes. Circulares céntricos y concéntricos. En diagonal y entre zigzag indescriptibles.

Avanzan con desparpajo y malicia. Con un único propósito motivado por cierto deseo de proclamar extraña justicia.

Filosas y decididas se lanzan en búsqueda de aplausos enfermizos que devuelve un mercado crítico.

Personas generalmente que han logrado trascendencia son las víctimas predilectas. Las malas lenguas descargan sobre ellas toda la furia patológica de cierta subjetividad enfermiza.

Suelen carecer de argumentos pero derrochan convicción en sus propósitos. Que las dota de valentía y persistencia.

Son insaciables, venenosas, incurables.

Traicioneras.

Dispuestas a desahogarse golpean con saña. Mientras ejercen su función, estoicas.

Y se vanaglorian de su vulgar fortaleza.



*Este escrito se inspiró en las críticas implacables que suelen hacer muchas personas con liviandad a numerosas personalidades de la Argentina.



Leer Más...

sábado, 7 de junio de 2008

Neustadt, Un Gran Periodista


Prender la televisión y enterarme que murió Bernardo Neustadt.

Justo el día del Periodista.

Bernardo fue distinto.

Entusiasta, apasionado, generoso…

Lo conocí en la tv, en la radio, en los diarios, en sus libros.

Lo disfruté en un curso y un desayuno que tuvo la amabilidad de invitarme junto a otras personas en su casa.

Fue distinto.

Se jugó por sus ideas. Ayudó a pensar.

Apasionado de la vida y el periodismo.

Genial, creativo, distinto…


Bookmark and Share


Leer Más...