miércoles, 24 de diciembre de 2008

Mi Cartita


Hola Papá Noel!

Sé que estoy sobre la hora pero no quería dejar de escribirte.

Creo que el último recuerdo que tengo de vos es cuando con mi viejo salí a ver las estrellas. En distintos momentos me decía, ahí va. Ahí va…

Yo levantaba la vista y justo habías pasado con tu trineo. Fue algo que hiciste varias veces, y mi papá te descubrió siempre. El tonto era yo que nunca llegaba a descubrirte.

No importa.

Igual, en verdad no sé si eras vos o los Reyes Magos. Creo que estoy algo confundido.

En cualquier caso sabé que te quiero mucho más a vos. Porque estás solo y te encargas de todo el mundo. Los otros son tres y siempre piden pasto, agua y no sé qué más.

Así que te quiero seguramente más por desinteresado y generoso. También por trabajador, por supuesto.

Seguro estás a full con las lecturas y organizando la implementación del reparto. Por eso te escribo cortito.

- Qué pido?

Nada raro. Traeme intangibles.

A esta altura tendrás tus bolsas repletas de juguetes y cosas. Así que no creo que puedas negarte a cumplir con mi deseo.

Es lo de siempre, intangibles. Y exactamente los mismos que te pido cada año.

No tienen ni peso ni precio. Traelos nomás.
Te dejo con la admiración y el respeto de siempre.

Sólo te pido que no andes averiguando por ahí sobre mi comportamiento.

Si te pido, confiá…

Sé que lo merezco.

2 comentarios:

  1. Amigo: como definir a tus ultimas lineas? ...mmm...ya!: EXCELENTE. Saludos desde Tandil, flia. Piñero.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Espero visitarte pronto por Tandil. Tendríamos que organizar otro encuentro todos como el de Ventana. Si Papá Noel cumple, seguro nos encontraremos con esas circustancias. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Podés dejar tu comentario como usuario de Blogger, con tu nombre o en forma anónima. Seleccioná abajo.