miércoles, 4 de enero de 2012

Ser

Uno no es siempre el mismo. Eso es mentira.

Lo permanente es el cambio, la reconfiguración. Una suerte de reinvención de la persona, que expresa su renacer ante cada día.

Aunque esa imprevisibilidad moleste, suene perturbadora y nos invite al rechazo. Al repudio que libera el enojo, cuando se enfrenta a lo que disgusta, se exhibe un mundo diferente al que uno cree, comprende y vivencia.

El desafío es sostenerse sobre la imprevisibilidad, sin vulnerar confianza. Ahí esta el arte de la persona que tranquiliza y nos calma. De quien sabemos lo que podemos esperar.

A pesar de que estemos inmersos en el cambio.

Porque si bien la reinversión tiene su naturaleza de permnencia, nadie escapa a lo que es. Aún cuando se esfuerce por ser distinto.

2 comentarios:

  1. HOLA JUAN MANUEL : ES CIERTO , NADIE PUEDE ESCAPAR DE LO QUE REALMENTE ES.- SE PUEDE ACTUAR DE DISTINTAS FORMAS , SEWR UN ACTOR COMO TODOS SOMOS EN LA VIDA DE ACUERDO A LAS CIRCUNSTANCIAS QUE NOS TOCA VIVIR PERO MUY DENTRO NUESTRO SOMOS LOS MISMOS DE SIEMPRE.- UNO MISMO , CON FRECUENCIA SE ASOMBRA DE ALGUNA ACTITUD O UN GESTO DESCOCNOCIDO POR NUESTRO COMPORTAMIENTO PERO , TODO ESO QUE ESTÁ ESCONDIDO , SIN SABERLO DENTRO NUESTRO ES NUESTRO CAPITAL INTRANSFERIBLE.- CORDIALES SALUDOS.MIGUEL BENITEZ ( ESTOY EN FACEBOOK ).-

    ResponderEliminar
  2. Miguel, muchas gracias por compartir tu comentario para pensar sobre este tema. Saludos!

    ResponderEliminar

Podés dejar tu comentario como usuario de Blogger, con tu nombre o en forma anónima. Seleccioná abajo.