jueves, 24 de julio de 2008

Figuritas del Cielo


Dios reparte figuritas a voluntad. Uno las ve y luego resuelve qué hacer con ellas. Lo que no puede evitar es saber que le guste o no verá las figuritas sobre sus manos.

Las primeras llegan de golpe. Una familia, un cuerpo, características fisiológicas. Cuestiones que parecen objetivas, que son numerosas y diversas.

Pero las figuritas del cielo siguen apareciendo día a día. A veces se presentan con más rapidez, otras lo hacen con menos prisa.

¿Qué me toco?

- Que bien, una muy buena. Una sonrisa y a seguir por la vida.

¿Ahora?

- Uy, uy.. ¿Por qué me tocó ésa? A mí me gusta más la otra, la de los brillitos o la del gigante. Está bien, una más recurrente…

Otra. Otra.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Podés dejar tu comentario como usuario de Blogger, con tu nombre o en forma anónima. Seleccioná abajo.